Aprende a hacerte una autoexploración de mamas

La prevención más eficaz empieza en casa: Aprende a hacerte una autoexploración de mamas

La prevención más eficaz empieza en casa: Aprende a hacerte una autoexploración de mamas

A medida que las mujeres crecemos, experimentamos distintos cambios corporales y hormonales que pueden parecer extraños; sin embargo, es necesario estar atenta siempre y conocerse bien, aclarar todas las dudas con el médico y contar con ayuda experimentada que nos guíe a través de todos ellos.

El término “autoexploración mamaria” puede sonar como que sólo lo necesitan las mujeres que ya han tenido hijos, pues es estrictamente necesario que a partir de cierta edad, las mujeres tengan un control médico anual sobre sus cuerpos. Pero una detección temprana de quistes o posibles tumores puede ser crucial para salvar una vida, y empezar desde la adolescencia permite saber rápidamente cuándo algo anormal aparece. Aprende a hacerte una autoexploración de mamas, ya que se trata de un proceso sencillo que puedes hacer en pocos minutos.

Aprende a hacerte una autoexploración de mamas en casa siguiendo estos pasos

  • El momento ideal para realizarte este examen es 7 días luego del inicio de tu periodo menstrual. Aprende a hacerte una autoexploración de mamas realizándolo el mismo día mensualmente.
  • Frente al espejo con el pecho descubierto, párate derecha con los brazos a los lados. Observa que no haya inflamación, color extraño o deformaciones. Posteriormente, levanta ambos brazos y fíjate en las mismas características. Luego, coloca los brazos en las caderas, siguiendo las observaciones.
  • Aprieta ligeramente ambos pezones con tus dedos. Atentamente, observa que no salga ningún líquido sangriento o amarillento.
  • La segunda parte de este autoexamen consiste en acostarse boca arriba. Explora cada seno con atención. Primero, levanta uno de tus brazos sobre tu cabeza y palpa presionando ligeramente alrededor del pezón en círculos, así sucesivamente hasta llegar a los extremos del seno. Debes llegar hasta la axila, presionando más firme y profundamente. Luego, haz lo mismo del lado contrario.
  • Finalmente, estando de pie, palpa siguiendo las mismas indicaciones del paso anterior. Movimientos de arriba hacia abajo también pueden ser empleados, de modo que no quede zona sin evaluar.

Aprende a hacerte una autoexploración de mamas teniendo en mente que es por tu propia salud, y que de detectar una anomalía, la visita al ginecólogo debe ser inmediata. Esto puede reducir los riesgos considerablemente.

Add Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies