¿Cómo cuidar nuestro cabello de la forma más segura? - Chándal con Tacones

¿Cómo cuidar nuestro cabello de la forma más segura?

No es necesario que visites la peluquería cada 2 días para que tu cabello luzca saludable. Todo depende de tus hábitos. Sí, así de simple: lo que haces para que tu pelo sea la envidia del lugar y se robe las miradas del público.

¿No sabes por dónde empezar? En esta publicación mencionaremos los mejores consejos sobre cómo cuidar nuestro cabello para lucir una melena vibrante.

Consejos para cuidar nuestro cabello de forma segura

Tener una melena sana y saludable es un trabajo constante. No hay espacio para negociar una rutina de cuidado del cabello. Sigue a rajatabla cada uno de estos consejos para que, más temprano que tarde, la calidad de tu pelo mejore.

Lavarse el pelo todos los días

Parece que la idea de lavarse el cabello todos los días está mal vista. Según comentan algunas personas, maltrata la melena, rompe las cutículas y reduce la cantidad de aceites presentes en el cuero cabelludo.

como cuidar nuestro cabello

No hay nada de malo en lavarse el cabello con frecuencia. Todo lo contrario. Exfolia, mejora la tasa de crecimiento y desenreda los nudos.

El verdadero problema es lo que usas sobre tu cabello. Si tus productos no son saludables, lo normal es que notes solo los efectos negativos.

Pero, si tus productos son los adecuados y se alinean a las características de tu cabello, no hay nada de que preocuparse. Le harás un favor.

Usar los productos adecuados

Comprar y usar los productos adecuados es el secreto mejor guardado de las melenas sanas, vibrantes y llamativas. Son herramientas de cuidado y protección que cualquier mujer debe tener en su baño y habitación para sacar lo mejor de su estilo.

Entonces, ¿qué no puede faltar?

  • Champú. Fortalece, hidrata y potencia el color natural.
  • Acondicionador. Protege la cutícula, reduce el encrespamiento, humedece y desenreda.
  • Mascarilla para el cabello. Favorece la luminosidad, hidratación y aumenta la suavidad.
  • Aceites esenciales. Reducen el desgaste, exfolia y minimiza la caída capilar.

Recuerda agregar a tu rutina de cuidado de cabello productos seguros con ingredientes naturales. Especialmente con los champuces, cuyas fórmulas juegan a favor o en contra de tu melena dependiendo de su composición.

Hay un montón de productos interesantes en el mercado, como el tratamiento genoma, un acondicionador con ingredientes naturales de aplicación rápida y confortable que trabajará para que tu cabello luzca como siempre lo has soñado.

¿Agua fría? SÍ

Otro debate acalorado en el mundo de la estética y la cosmética capilar es el uso de agua fría para lavarse el cabello. Hay pruebas que demuestran que la sobreexposición a agua fría es contraproducente para el cuidado del pelo. Contribuye a la pérdida capilar y reduce el volumen de nuestra melena.

Sin embargo, es solo a la sobreexposición. La manera correcta de lavar nuestro cuero cabelludo con agua fría es al final del baño, justo después usar agua tibia.

La exposición a agua fría al final de lavado ha demostrado ser sumamente beneficioso: aumenta la circulación sanguínea, lo que duplica el brillo de nuestro pelo, y cierra las cutículas, sellando las escamas de las fibras y alisando los mechones.

Cepilla tu cabello

Las personas no se cepillan el cabello lo suficiente. Los especialistas en estética y cuidado capilar recomiendan, incluso, peinarse hasta 15 veces al día. ¡Impresionante!

Olvídate de escusas tontas como que maltratas el pelo, se enreda más o retrasa el crecimiento.

Cuando cepillas tu cabello frecuentemente, esparces los aceites esenciales desde las raíces hasta las puntas, desenredas los nudos que tanto te molestan y mejoras la penetración de los productos para el cuidado del pelo.

consejos para cuidar el pelo

Masaje capilar

Otro indiscutible en tu rutina de cabello: el masaje capilar. Masajear tu cuero cabelludo es todo ventajas: aumenta la circulación sanguínea, mejora la oxigenación y contribuye a la salud emocional, ya que calma el estrés y la ansiedad.

Ahora bien. Tienes que saber cómo hacerte un masaje capilar: suave, con la yema de los dedos y de forma circular para que la sangre circule. Evita clavar tus uñas y lastimar los folículos.

Si tienes a la mano un aceite para el cabello, mejor. Duplicarás los efectos del masaje.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies