Las zapatillas menorquinas que se han convertido en un lujo - Chándal con Tacones

Las zapatillas menorquinas que se han convertido en un lujo

Las zapatillas o abarcas menorquinas son un producto realmente exitoso, especialmente durante cierta época del año, como es el caso del verano. Por lo que si estabas buscando un calzado cómodo y bonito que pudieras comprar durante esta época del año, estas zapatillas pueden ser una excelente opción para ti.

Para que puedas tener más información sobre estas hermosas zapatillas antes de que tomes una decisión, repasaremos un poco su historia antes de ver por qué son una excelente opción de compra.

Historia de las abarcas menorquinas

Las zapatillas menorquinas tienen su origen en Menorca y la historia cuenta que las primeras personas en utilizarlas fueron los honderos de las islas Baleares, quienes estaban al servicio de Aníbal, el gran general cartaginés que fue conocido por sus batallas contra los romanos.

Desde aquella época las zapatillas menorquinas fueron reconocidas por su resistencia y comodidad, por lo que comenzaron a ser usadas por los campesinos de la zona, quienes notaron que era un calzado perfecto para trabajar cómodamente al mismo tiempo que mantenían sus pies protegidos.

El tiempo paso y, al igual que con todo, estas zapatillas fueron evolucionando hasta convertirse en zapatillas modernas, hermosas y perfectas para el verano y los días calurosos.

En sus inicios todas estaban hechas de piel y se cosían a mano con hilo encerado, pero durante el siglo XX y con la gran popularización de los automóviles se comenzó a usar un nuevo componente en las menorquinas. La conexión que tienen con los autos se encuentra en el hecho de que se comenzó a utilizar caucho de llantas para reforzar sus suelas.

Al reforzar la suela ahora la suela duraría mucho más tiempo, los pies estarían mejor protegidos del terreno y de la humedad y se agregó una mayor flexibilidad y un factor antideslizante, lo que hizo que fueran aún más cómodas.

En la actualidad este tipo de reciclaje del caucho de las llantas se sigue utilizando, ya que dio muy buenos resultados, aunque se utilizan en una porción más reducida y de forma completamente artesanal, además de que también se han incluido otros materiales más innovadores.

¿Cómo reconocer unas buenas abarcas menorquinas?

Es muy importante que sepas como tienes que distinguir entre unas buenas abarcas menorquinas para que puedas tener un producto duradero y cómodo. ¿Cómo puedes saberlo? Hay ciertos aspectos clave que puedes tener en cuenta para reconocer unas buenas zapatillas menorquinas que sean originales, ya que gracias a su enorme popularidad en los últimos años se han hecho muchas copias baratas.

El primer aspecto que debes tener en cuenta es su peso, ya que las originales suelen tener una suela hecha de neumático reciclado, por lo que su suela debe de tener cierto peso.

Asimismo, para que sean completamente originales tienen que estar hechas en Menorca, característica que sigue siendo un gran aval de su calidad. Aunque ahora se pueden comprar en muchos lados del mundo, el trabajo que realizan las familias menorquinas lo hacen con una calidad y experiencia que ha pasado de generación en generación, por lo que esto es un gran estándar de calidad.

Las puntadas son otro punto muy importante que se debe de tener en cuenta al momento de fijarse si en realidad se trata de un producto de buena calidad o no. En este caso, la tira tiene que ser flexible, ya que, si no lo es, entonces en realidad lo que tendrás puesto serán unas simples chanclas haciéndose pasar por unas menorquinas.

Cuando las menorquinas se hacen siguiendo el proceso tradicional, su tira tiene que estar integrada en la suela de la misma, lo que hace que sean más resistentes y cómodas. Si no está integrada a su suelo entonces simplemente no son de la mejor calidad que podrías comprar.

Hay muchos aspectos que podemos observar para saber si se trata de un producto de calidad, pero otro de los importantes que no puedes pasar desapercibido para estar seguro de que se trata de unas menorquinas originales es que tienen que estar ensambladas en la horma.

Antes las sandalias se hacían dependiendo de la horma del pie de la persona que las utilizaría, lo que servía para garantizar la máxima comodidad posible. Es por eso que hoy en día muchos de los fabricantes hacen las piezas por separado y después se encargan de ensamblarlas, aunque en el caso de las menorquinas auténticas se suele usar la horma para realizar el ensamblaje final.

Conclusión

Ahora que conoces un poco sobre la historia de las menorquinas y saber cómo diferenciar una pieza original y de calidad a una copia barata, es momento de que elijas el diseño que más te guste o que mejor vaya con tu estilo. Lo cierto es que hoy en día hay una gran variedad de modelos y hay uno para cada persona, por lo que no tendrás ningún problema para encontrar uno que te guste.

loading...

Add Comment

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies