Los motores más eficientes - Chándal con Tacones

Los motores más eficientes

Los motores más eficientes consumen menor cantidad de combustible mientras cumplen su propósito: trasladar el coche de un punto a otro. En ese sentido, los motores ecológicos están tomando terreno. Motores eléctricos e hidrógeno son punteros en cuanto a eficiencia se refiere. Pero, ¿a qué consideramos motores eficientes y cuáles son los mejores? Esas son excelentes preguntas que responderemos a continuación.

¿Cómo se mide la eficiencia en motores?

Muchas veces, cuando compramos un coche nuevo, dicen que la eficiencia es importante. Pero, ¿qué es eso? ¿Por qué es tan relevante a la hora de tomar decisiones?

La eficiencia de un motor se mide por la cantidad de energía utilizada de los combustibles. Si un motor no aprovecha la cantidad de energía total del combustible, no se considera eficiente.

La mayoría de los combustibles tradicionales, como gasóleo y gasolina, son ineficientes. La mayor parte de la energía almacenada en el combustible se desaprovecha.

 motores eléctricos eficientes

Sin embargo, también podemos medir la eficiencia de los motores por otros parámetros. Por ejemplo, la capacidad que tienen los coches para trasladar los vehículos. Es decir, si un motor permite que un coche se desplace a mayores distancias, teniendo en cuenta la cantidad de combustible, entonces es muy eficiente.

Asimismo, como medidor de eficiencia, y teniendo en cuenta la preocupación mundial por la huella de carbono, un motor se considera eficiente por el nivel de gases de efecto invernadero que emiten cuando convierten el combustible en energía.

Motores más eficientes

Con lo anterior, la pregunta se mantiene más presente que nunca: cuáles son realmente los motores más eficientes. Seguramente has escuchado sobre los motores eléctricos. Sí, forman parte de la lista. Pero, ¿son los únicos? Una respuesta superficial sería: no, hay más. Entremos en profundidad.

Motores eléctricos

Los motores eléctricos funcionan mediante baterías que, gracias a la oposición magnética, transforman la energía almacenada en las pilas en energía para encender el coche.

Las baterías eléctricas, fabricadas de litio, son de poca, o nula, emisión contaminante. Para muchos, es catalogada como la tecnología del futuro. Son ligeros, limpios y cumplen bien con el concepto de eficiencia. Aprovechan la cantidad de energía disponible en las baterías para desplazarse de un punto a otro.

Sin embargo, no son perfectos. La fabricación, y en consecuencia adquisición, de motores eléctricos es costoso. También no ofrecen la autonomía esperada en traslado. Por suerte, los científicos desarrolladores están trabajando en esos inconvenientes.

Motores a hidrógeno

No se habla mucho sobre los motores a hidrógeno. Funcionan con pilas de combustible que, a través de una reacción química entre el hidrógeno y el oxígeno, generan electricidad. De hecho, podríamos considerarlos como un tipo de motor eléctrico.

La electricidad restante en la reacción química se almacena en las baterías, mientras que la exigida por el coche se envía para encender los neumáticos.

Bajo ese esquema, y similar a los coches eléctricos, los motores que usan hidrogeno emiten pocos gases de efecto invernadero, son eficientes en el consumo, funcionan mediante pilas renovables y son una alternativa atractiva.

No obstante, sufren de las mismas deficiencias que los motores eléctricos: autonomía, costo de adquisición y cantidad de producción al año en lotes de vehículos.

Motores de diésel eficientes

Si medimos la eficiencia por autonomía y costo de adquisición, el diésel es ciertamente uno de los mejores. Si lo hacemos por la cantidad de energía en combustible, no tanto. Es decir, logra el efecto deseado (movimiento), pero consumen demasiado combustible.

Claro, eso si hablamos del diésel convencional, que tiene un nivel elevado de consumo. Los modelos actuales, pensados a reducir la huella de carbono y aprovechar la mayor cantidad de combustible, aumentaron el nivel de eficiencia energética en un 30-35%. Mientras que los coches híbridos de diésel y motores de desguace, ven estadísticas de eficiencia positivas de 45%. Siempre que se combine con la electricidad.

Motores a gasolina eficientes

El problema de los motores a gasolina, además de los hidrocarburos, es el combustible que se desperdicia. La energía de combustible usada en los convencionales motores a gasolina representa 30% de eficiencia, siendo optimistas.

 motores más eficientes

Sin embargo, los motores a gasolina eficientes modernos han mejorado muchísimo. Tienen varios elementos a destacar como: tecnología que, automáticamente, desactivan el motor para reducir la cantidad de energía consumida; mejoras en el proceso de combustión para usar la presión para encender el combustible, y no por una chispa como se venía haciendo; y procedimientos de combustión poco contaminante para disminuir los gases invernaderos.

Add Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies